Service Pack 3 para Windows XP y otras ‘macroactualizaciones’

Microsoft acaba de lanzar el Service Pack 3 para el sistema operativo de
la compañía más popular. Tras un pequeño retraso por cierta
incompatibilidad con su Dynamics RMS, ya está disponible para descarga
directa. Si el Service Pack 2 supuso unos cambios radicales para XP y lo
modificó notablemente, con SP3 se introducen pocas mejoras sustanciales
y, como de costumbre, se incluyen todos los parches de seguridad
aparecidos hasta el momento. Repasemos un poco la historia de estas
macroactualizaciones.

Después de esperar a que estuviese disponible el 29 de abril, como se
anunció, es ahora cuando se ha hecho público el SP3 para Windows XP. Se
detectó una incompatibilidad con el producto Dynamics RMS y Microsoft
retrasó su lanzamiento. Finalmente la compañía ha decidido bloquear
automáticamente por Windows Update la actualización si el sistema tiene
el RMS instalado, y proporcionar un parche (hotfix) para quien deba
usarlo.

Repasemos un poco la historia de estas macroactualizaciones. Windows NT
tuvo hasta seis Service Packs (el último en 1999). Windows 2000 lleva 4
y no se espera ninguno más. De hecho, en junio de 2005 apareció el
Windows 2000 SP4 Update Rollup. Un ‘Rollup’, para Microsoft, es una
simple y pura acumulación de parches (en este caso más de 50) que
aparecieron como ‘complemento’ del SP4, en sustitución quizás de un
hipotético SP5 que no se sabe muy bien por qué, se resiste.

El SP1 para XP apareció en agosto de 2002 y pasó sin pena ni gloria. Se
corrigieron las inestabilidades habituales tras el lanzamiento de un
sistema nuevo y se aglutinaron los parches de seguridad conocidos hasta
el momento.

El Service Pack 2 para Windows XP apareció en el verano de 2004, antes
de lo previsto y supuso un punto de inflexión en el sistema operativo de
Microsoft. Quizás sea una de las actualizaciones más controvertidas. Con
ella Microsoft se ocupó especialmente por la seguridad proactiva (se
desarrolló de lleno dentro de su iniciativa de seguridad puesta en
marcha en 2002) y activó por defecto importantes mejoras como el
cortafuegos. El Service Pack 2 no solo contenía un parche para todas las
vulnerabilidades conocidas hasta ese momento para Windows XP, sino que
además actualizaba sustancialmente el sistema modificando muchas de sus
funciones. Se mejoraba la seguridad por defecto del navegador Internet
Explorer (aunque esto no ha servido de mucho), se desactivó la capacidad
del sistema de generar paquetes TCP especialmente manipulados a bajo
nivel (algo especialmente controvertido, pues no permitía el uso de
herramientas como nmap…) y otros cambios importantes que al intentar
aumentar la seguridad, inevitablemente, volvía al sistema más
‘incómodo’.

SP2 no se consideró como una actualización ‘para’ el sistema operativo,
sino más bien como una actualización ‘de’ sistema operativo. Por
supuesto, cómo no, este cambio vino acompañado de fuertes críticas y se
dudó de su efectividad e incluso la utilidad del Service Pack cuando
grandes empresas recomendaron no instalarlo, hasta pasado un tiempo,
porque muchos programas dejaron de funcionar correctamente. Curiosamente
hoy Windows XP con SP2 es considerado ‘suficientemente bueno’ e incluso
el ‘sistema definitivo’ para la mayoría, sobre todo con respecto a
Vista. La historia se repite. Es un ciclo que se cumple con cada cambio
en Microsoft.

Service Pack 3 para XP ha sido muy esperado. No tanto porque se
pretendan mejoras para el sistema operativo (que apenas se introducen)
sino por obtener en un solo paquete todas las actualizaciones aparecidas
hasta el momento. Han sido 4 años acumulando parches cada mes, lo que
supone que una instalación nueva de XP con el SP2 integrado, tenía que
descargar e instalar ya casi 100 parches para estar al día. Desde ahora,
se podrá obtener sólo este SP3 y se estará actualizado hasta el momento.

Cabe destacar también, que se ha malinterpretado el anuncio de la muerte
de XP a finales de junio de 2008. En esa fecha se dejará de vender, pero
a efectos prácticos, esto no afecta a la mayoría de los usuarios. Los
fabricantes podrán preinstalarlo en los sistemas nuevos hasta el año que
viene (e incluso reutilizar licencias de Vista). Pero sobre todo, uno de
los aspectos más importantes a la hora de seguir manteniendo un sistema
operativo es que siga disfrutando de soporte al menos en cuestión de
seguridad. Windows XP lo tendrá, al menos hasta 2014. Hasta esa fecha se
publicarán los parches de seguridad los segundos martes de cada mes, y
esto no tiene nada que ver con cuándo se dejará de vender. Windows 2000
hace tiempo que no se vende, y los parches siguen apareciendo puntuales
cada mes, a pesar de haber nacido dos años antes que XP. De hecho, no se
espera que el soporte de Windows 2000 se abandone completamente hasta el
2010.

Fuente: hispasec.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.