¿Qué será del diario en papel?

Hoy, a pocos días de comenzado el mes de mayo de este 2011, amanecí con los diarios La Nacion y Clarin sobre la mesa del comedor, al igual que el resto del año. Al verlos allí, tal como los retrata la fotografía, pensé… ¿Qué le deparará a este montón de hojas con información desactualizada? Porque, claro está, a las 10 AM esta información ya es casi obsoleta.

Podríamos reemplazar sin temor la palabra Diario por Resumen de noticias. Cómo lo ven?

La realidad de este mundo en el que vivimos nos indica que cualquier información o noticia, dejará de ser primicia a los pocos minutos de haber transcurrido.

Los medios masivos de comunicación, como se los conocía hasta hace unos años, han dejado de ser lo que eran. Internet, las redes sociales, y el periodismo ciudadano han llegado para quedarse y, poco a poco, dejan de lado a la TV, la radio y, por supuesto, los diarios en papel.

En lo personal, durante los días laborales me limito (aunque no se si es correcto utilizar este término) a mantenerme actualizado a través de los periódicos online, los feeds de noticias, Twitter, Facebook, entre otros.

Dijiste Facebook? Si, claro. O acaso jamás han presionado el botoncito Share al terminar de leer una noticia en la web de algún medio?

Un momento! Eso es!

 

Qué ocurría cuando queríamos recomendarle una noticia destacada de un periódico en papel a un amigo? O yo jamás lo hice, o ya lo olvidé.

Las estadísticas dicen que los jóvenes – y los no tanto – estamos migrando hacia la era del no papel. Con este supuesto, ¿Qué ocurriría si nuestros padres o abuelos quisieran recomenarnos un artículo leído en un diario en papel?

De seguro nos llamarían, nos darían un pequeño resumen del artículo, y nosotros recurriríamos a la web del periódico para leerlo por completo. ¿Y si nos gusta? Claro! El botón Share.

Hasta aquí podríamos hablar de una situación cotidiana. Pero imaginen esto mismo dentro de algunos años… La sociedad está cambiando y se está volcando al consumo de contenidos actualizados, de información inmediata y sin esperas.

Comunicar una noticia es algo cada vez más fácil… Me atrevo a decir que se ha convertido en una rutina. Hoy día todos somos periodistas ciudadanos. Todos aportamos algo de nosotros a la información, de una manera rápida y verificable (esto último casi siempre)

¿Y qué ocurre con las famosas “Ediciones anteriores”? Hace pocos días se me ocurrió consultar el diario del 12 de septiembre de 2001, el día posterior al atentado a las Torres Gemelas, en los Estados Unidos. ¿A quién debo recurrir, pensé?

Tal vez a mi canillita amigo o a alguno de los periódicos locales, solicitar la edición de ese día, aguardar un tiempo, y recibirla.

Aunque tal vez podría ingresar a las Ediciones Anteriores de alguno de los periódicos locales, seleccionar la fecha y… Violá!

http://edant.clarin.com/diario/2001/09/12/index_diario.html

Y que tal si… Un momento! ¿Qué tal si busco la edición online del día del atentado? Solo reemplacemos el 12 por el 11 y… http://edant.clarin.com/diario/2001/09/11/index_diario.html

Ya vieron? Solo 10 segundos de búsqueda y obtuve no solo el periódico que estaba buscando, sino la información de lo que ocurría minuto a minuto.

Creo que por fin estamos en plena revolución tecnológica. Quien quiera sobrevivir, que se arme de una buena conexión a la red de redes, y comience la batalla!

Pese a todo esto, los diarios en papel seguirán teniendo “ese no se qué” de poesía que nos hace comenzar de otro modo nuestros días. (O al menos mis domingos) Pero… Hasta cuándo?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.