Prácticas abusivas de spam que terminaron en una Carta Documento

Prácticas abusivas de spam que terminaron en una Carta Documento

Les voy a contar una bonita historia… Resulta que allá por el mes de Diciembre de 2016 hice una compra online -bueno, como casi todos los días-, pero esta era la primera vez que compraba en ese comercio.

Muchos comercios asumen que una compra online -en la que tenés que dejar tu dirección de mail para registrarte y recibir actualizaciones del estado de tus pedidos- significa que tambien aceptás recibir a partir de ese momento toda clase de publicidad por e-mail. Spam, básicamente.

Resulta que este comercio empezó a mandarme correo no deseado muy esporádicamente. Realmente era tan esporádico que cuando presionaba sobre Desuscribir no recordaba haberlo hecho con anterioridad.

Pero en Octubre/Noviembre del 2017 la cosa cambió. Empecé a recibir estos e-mails con publicidad todos los días. Y así como llegaban, todos-los-días hacía clic en Desuscribir.

Claro que la solución es mandar los mensajes a Correo no deseado y ya. Pero para alguien que trabaja en IT y que tiene algo de experiencia en este tema del envío masivo de mails, es muy dificil conformarse con mover los mensajes a correo no deseado o crear una regla que los mueva automáticamente.

Decidí contactarme con el comercio por e-mail. Después de una semana me respondieron….

Date: 27 November 2017 at 16:54:30 GMT-3

To: Pablo Alejandro Fain

Subject: Baja de Newsletter

Estimado Pablo,

Recibimos su reclamo,

Nos comunicamos para informarle que ya derivamos su solicitud al sector correspondiente para que no reciba mas publicidad de parte nuestra.

Le pedimos disculpas por las molestias ocasionadas

Saludos cordiales

Equipo de Atención al Cliente – Ecommerce

Pero el correo no deseado no paraba. Decidí ir por las redes sociales (Twitter y Facebook). Misma mentira, solo que cambió el canal por el que me mentían.

Asi que empecé a investigar un poco.

Ley de Protección de Datos Personales

Lamentablemente la ley Argentina no ayuda. No contempla el concepto de opt-in (o decisión del usuario de aceptar recibir mails con publicidad), sino que solo marca las obligaciones que tiene que cumplir el remitente cuando el destinatario solicita el cese del envío de este tipo de mensajes (opt-out).

La Secretaría de Comunicaciones había elaborado un proyecto que pretendía sancionar con multas monetarias a aquellos que enviaran spam, pero el proyecto nunca prosperó.

Por otra parte también hay en el Congreso dos proyectos de Ley que pretenden regular el correo electrónico no solicitado, aunque no logré encontrar su estado al día de hoy.

La ley 25.326, en su art. 27, establece que los que reciban este tipo de comunicaciones tienen derecho a acceder a los datos personales y a solicitar ser removidos de la base de datos. Si el emisor no lo hiciera, al afectado le queda la posibilidad de iniciar una acción de habeas data.

Dirección Nacional de Protección de Datos Personales

La DNPDP indica en su sitio web que el usuario que deser conocer qué datos hay sobre su persona en una base de datos, puede ejercer el derecho de acceso previsto en el art. 14 de la misma ley.

La solicitud del derecho de acceso sólo podrá ser efectuada en forma personal.

El derecho de acceso podrá solicitarse en forma gratuita con intervalos no inferiores a seis (6) meses, salvo causa justificada. La solicitud debe dirigirse directamente ante el organismo público o privado, empresa o profesional del que presume o tiene la certeza que posee sus datos.

Para que la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales pueda iniciar el control pertinente deberán haber transcurrido (10) días corridos desde la solicitud del derecho de acceso, y también aportar alguno de los siguientes documentos:

• La negativa del responsable del banco de datos a facilitar la información solicitada.

• Copia recepcionada de la solicitud de acceso, a fin de acreditarlo.

• Cualquier documento enviado por el responsable del banco de datos.

Inclusive ofrece un modelo de carta a presentar al responsable de la base de datos y un segundo modelo a presentar ante la DNPDP en caso que el primero no funcione.

La Carta Documento

Pero como ya estaba bastante molesto por la situación, preferí darle un marco más “oficial” e ir por una carta documento.

Tomé el modelo de DNPDP y le hice algunos ajustes. Quedo así:

Sres. [Razon social],

Por medio de la presente solicito a ustedes el cese inmediato del envío de correos electrónicos con fines publicitarios -spam- y de cualquier otra índole a la dirección electrónica [MAIL], de la cual soy propietario.

Asimismo solicito la supresión de la mencionada dirección y los datos asociados a ella de sus bases de datos, como así también la prohibición de transferir o ceder a terceros dicha información, de acuerdo a lo establecido por los artículos 1, 2, 5, 11, 14, 16 y 27 de la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales y el artículo 16 de su Decreto Reglamentario 1558/01.

Solicito también que en el plazo de 5 (cinco) días hábiles desde recibida la presente, se me comunique de manera fehaciente el resultado de esta petición.

Se deja constancia que si transcurriere el plazo sin que en forma expresa se conteste la petición efectuada, ésta se entenderá denegada, en cuyo caso se podrá interponer el reclamo ante la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, en virtud de lo dispuesto por el artículo 16 inciso 3 de la Ley 25.326.

Sin otro particular, saludo a ustedes atentamente.

[Nombre y Apellido]

[DNI]

[Domicilio completo]

Pueden mencionar también algunos (no muchos) ejemplos de los mensajes que recibieron, pero no es obligatorio.

Carta lista e impresa. La despaché y me quedé viendo como en los tres días posteriores seguían llegando estos e-mails.

¡Hasta parecía una broma! El día 3 después de enviada la carta me llegaron TRES correos no deseados del comercio en cuestión. Pero había que esperar, al menos, dos días hábiles más.

El día 4 llegó la tan ansiada respuesta oficial (por e-mail):

Date: 9 January 2018 at 10:04:16 GMT-3

To: Pablo Alejandro Fain

Subject: Baja de Newsletter

Estimado Pablo,

Desde ya le pedimos disculpas por las molestias ocasionadas.

Reiteramos el reclamo con el área correspondiente, y nos informan que a partir de hoy debería dejar de recibir notificaciones.

Saludos cordiales

Equipo de Atención al Cliente – Ecommerce

Notificaciones = spam

Ese día dejé de recibir correo no deseado del comercio en cuestión. Ese día, 9 de Enero de 2018, puedo decir que le gané al sistema.

Espero que este caso le sirva a quien esté en una situación similar, viéndose desbordado de correos no deseados en su e-mail.

Insisto, no se trata de mandar los mensajes a correo no deseado y ya. Los responsables de bases de datos tienen que cumplir con sus obligaciones permitiendo que el usuario/ciudadano ejerza sus derechos.

Hace algunos años trabajé en una empresa que no tenía un método efectivo de opt-out. Los clientes se desuscribían pero en el fondo o no pasaba nada, o cuando pasaba era porque una persona había ido manualmente a remover la dirección de mail del cliente de la base de datos. La plataforma de mailing estaba perfectamente preparada para hacer este laburo, pero nunca se habían habilitado las funcionalidades. No hay cultura de respeto por el e-mail en este pais.

Me llevó casi un año y demandó la formación de un equipo de diez personas, entre gente de IT, marketing, call center, y el proveedor de la plataforma de mailing, pero lo logramos. Los clientes podían -con un solo click- ejercer su derecho a dejar de recibir correo no deseado.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.