Luces inteligentes, sensores de inundación, estaciones meteorológicas, y mucho más

Hace poco más de un año, apenas me mudé, decidí empezar a automatizar algunos aspectos del departamento. En esta serie de entregas quiero intentar cubrir todo el proceso de la manera más clara posible, para que lo puedan aprovechar al máximo.

Luces, termostatos, sensores, cámaras de seguridad, aspiradoras robot, y la lista sigue. Cada vez encontramos más y más dispositivos que nos permiten convertir nuestros hogares en inteligentes, al mismo tiempo que nos ayudan a enfocarnos en otras cuestiones y dejar que la casa o departamento funcionen por sí solos.

Pero para que todos estos dispositivos interactúen entre si, vamos a necesitar conectarlos a un sistema inteligente. En la actualidad existen tres grandes de ellos: Alexa (Amazon), HomeKit (Apple), y Google Assistant (Google).

Estos sistemas poseen características muy similares, y todos cumplen la función principal de centralizar el control de una casa inteligente. Son los responsables de recibir las órdenes de los usuarios (ya sea por voz o desde una app), y enviarlas a los dispositivos. Además, almacenan información vital para la ejecución de automatizaciones. Son, por ej., los responsables de consultar a qué hora ocurrirá la puesta de sol en su ubicación actual (la del sistema) y encender las luces que el usuario haya definido, poner a reproducir música, bajar una persiana, entre otras acciones.

En el caso de Apple, si tenemos un Apple TV, HomePod, o incluso un iPad que siempre permanece en casa, podemos utilizarlos como Home Hub. El Home Hub va a ser el corazón de nuestra casa inteligente y nos va a ampliar el rango de accesorios que podemos instalar.

Luces inteligentes

Empecemos hablando de las luces, que son las primeras en atraer adeptos al mundo de la automatización. En lo personal decidí ir por el sistema Philips Hue. Hay una gran variedad de opciones en el mercado pero la idea de este post no es hacer una comparativa sino contar mi experiencia, asi que no me voy a detener en otras marcas.

Una de las ventajas más notorias del sistema Philips Hue es que no requiere modificación de la instalación eléctrica existente. Para ello necesita lo que conocemos como Bridge, el corazón del sistema.

El bridge es el encargado de recibir las órdenes que le enviamos desde la app Hue, o desde cualquier otro dispositivo (Alexa, Google Home, HomePod, iPad, iPhone, controles como el Hue Dimmer switch, etc.). Una vez que recibe la orden la transmite hacia las luces o accesorios que correspondan.

El bridge y las luces se comunican utilizando el protocolo inalámbrico Zigbee, que funciona en la frecuencia de 2.4 Ghz (la misma que usan los hornos microondas y las redes Wi-Fi convencionales). Esto le permite al sistema ser totalmente independiente de la red inalámbrica local (Wi-Fi), a la vez que cada luz o accesorio Hue hace de “repetidor” de la señal. De esta manera evitamos tener que preocuparnos por el lugar donde instalar el bridge. Mientras haya luces o accesorios (un sensor de movimiento, por ej.) en el camino, el sistema puede seguir creciendo hasta un máximo de 50 dispositivos.

Si bien el límite de 50 dispositivos no evita que podamos agregar más luces o accesorios, las pruebas realizadas por el fabricante indican que pasando ese número el bridge puede comenzar a mostrar demoras en el procesamiento de solicitudes. En ese caso, conviene adquirir uno nuevo y agregarlo a la instalación existente.

La puesta en marcha del sistema Philips Hue es super sencilla. Simplemente conectamos el bridge a la corriente, reemplazamos nuestras luces actuales por las Hue (un poco más abajo les cuento qué tipo de luces hay disponibles), colocamos el interruptor o llave de pared en posición de encendido, descargamos la app Hue, seguimos unos simples pasos en el asistente de configuración, y listo!

Es importante aclarar que, a partir de este momento, el interruptor o llave de pared debe quedar siempre en posición de encendido, ya que de lo contrario las luces Hue no recibirán alimentación y no podrán comunicarse con el bridge.

El sistema Philips Hue nos da la posibilidad de controlar nuestras luces y accesorios desde la app Hue, disponible para iOS y Android. Allí podemos seleccionar qué luz o grupos de luces encender o apagar, el color, la intensidad de luz, entre otras configuraciones.

Además, con el acceso remoto habilitado, podemos controlar las luces sin necesidad de estar en la misma red inalámbrica que el bridge y disparar automatizaciones aunque no estemos en casa.

Todo esto también se puede lograr mediante comandos de voz con Siri, Alexa, y Google Assistant y, en el caso de dispositivos Apple, desde la app Home.

Si tienen un smartwatch, como el Apple Watch, también pueden controlar las luces desde allí.

Philips Hue ofrece una gran variedad de lámparas y accesorios. Hay disponibles lámparas E27/A60 (las convencionales, en presentación color y blanco), GU10 (para reemplazar dicroicas), E14 (tipo vela), tiras LED para interior y exterior, lámparas portátiles, entre otras.

La tira de led (Hue Lightstrip Plus) tiene 2 metros de longitud, y se le pueden agregar extensiones (en presentación de 1 metro) hasta un largo máximo de 10 metros (1 base + 8 extensiones). Asi se ve la Hue Lightstrip Plus instalada detrás de mi TV. 16 millones de colores.

Otro accesorio que me cautivó apenas lo vi fue la lámpara de mesa portable Hue Go. Se puede usar conectada a la corriente eléctrica o con su batería interna, cuya duración es de aproximadamente 3 horas -dependiendo de la intensidad de la luz y los colores-. Y es una muy buena opción para usar como velador!

Accesorios

Hasta acá hablamos de luces y las opciones para controlarlas desde la app Hue y utilizando comandos de voz. Pero puede ocurrir que necesiten encender alguna luz y no tengan el teléfono ni el smartwatch encima, o estén muy lejos de Alexa como para darle una orden. Para esos casos, Hue nos ofrece controles inalámbricos y de pared, como el Hue Dimmer switch, el Hue Tap switch, y el Hue button.

Yo decidí ir por el Hue Dimmer switch, que usa una batería CR2450 y cuya vida útil estimada es de unos 3 años gracias al bajo consumo de la tecnología Zigbee.

Los botones se pueden configurar directamente desde la app Hue para que realicen diferentes acciones, las que no necesitan ejecutarse exclusivamente en el sector de la casa en el que se encuentra el control.

Para facilitar el montaje en la pared adquirí tapas del tipo “ciegas”, eliminé el interruptor clásico de pared y, utilizando el adhesivo que trae el Hue Dimmer switch, pegué la base a la tapa. Este control es inalámbrico, por lo que se puede sacar de su base y trasladar a cualquier parte.

Otro de los accesorios que no puede faltar es el Hue Motion sensor. Este sensor permite encender y apagar las luces, controlar escenas, entre otras automatizaciones.

Su instalación es muy sencilla, y funciona con dos baterías AAA. Philips también ofrece una versión para exterior, el Hue Outdoor sensor.

¿Ya están listos para empezar a automatizar sus casas? Si la respuesta es si, les recomiendo dar un vistazo al Philips Hue Kit de inicio (Starter kit) A60, que incluye el bridge y tres lámparas color E27/A60.

¿Dónde comprar?

En Argentina les recomiendo visitar la tienda oficial Philips Lighting en Mercado Libre. Para el resto de los países, la web de Philips Hue ofrece un listado de comercios adheridos.

En las próximas entregas les voy a hablar de otros sensores que fui adquiriendo en los últimos meses, como el Eve Degree y el Eve Room.

No se olviden de pasar por mi cuenta de Twitter, donde publico las novedades de los accesorios que voy probando.

¡Hasta la próxima!

1 pensamiento en “Luces inteligentes, sensores de inundación, estaciones meteorológicas, y mucho más”

  1. Pingback: No tengo Wi-Fi - Pablo Alejandro Fain

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.