Usando CSP para incrementar la seguridad de tu sitio web

Hacía ya algún tiempo venía manejando la idea de implementar CSP en mi blog de WordPress. CSP -o Content Security Policy, por sus siglas en inglés- es un estándar que define un conjunto de orígenes pre-aprobados desde los que un…

¿Cómo funciona la autenticación multifactor?

Esta es la tercera de una serie de entregas dedicadas a temas de seguridad en línea. En la primera hablamos sobre los administradores de contraseñas y en la segunda sobre las -cada vez más populares- filtraciones de datos. Hoy vamos…

Todos necesitamos un administrador de contraseñas

[Post actualizado al 8 de Julio de 2020 con nuevas referencias] Hasta hace algunos años utilizaba un mecanismo para almacenar contraseñas que, a mi criterio, era infalible. Pero la tecnología evolucionó, y con ella los riesgos asociados a utilizar contraseñas…

Todo lo que necesitas saber acerca de POODLE

Hace algunos días fue confirmada una vulnerabilidad de la que se habían oído rumores tiempo atrás. Se trata de POODLE (Padding Oracle On Downgraded Legacy Encryption, por sus siglas en inglés), un fallo en el protocolo SSL 3.0 que podría permitir ataques del tipo MitM (Man in the Middle) en los que un atacante podría leer y modificar la información intercambiada entre dos equipos sin generar ninguna sospecha.

El fallo, registrado bajo el identificador CVE-2014-3566, fue descubierto por Bodo Möller, Thai Duong and Krzysztof Kotowicz del equipo de Seguridad de Google y publicado en el blog de la compañía.

Si bien la vulnerabilidad no es tan seria como sí lo fueron Heartbleed o Shellshock, debe ser tenida en cuenta y mitigada por los administradores de sistemas. SSL 3.0 ya cumplió 18 años, pero aún es utilizado por los navegadores para “escapar” de algunos errores que impedirían el correcto uso de protocolos más recientes. De esta manera, un atacante podría forzar el uso de SSL 3.0 para explotar sus deficiencias.

Usuarios hogareños

Para el caso de los usuarios hogareños u organizaciones que quieran proteger a sus usuarios de esta vulnerabilidad y evitar que un atacante intercepte la información intercambiada con un servidor que aún no ha mitigado el fallo, alcanza con deshabilitar el protocolo SSL 3.0 en los navegadores de internet.

It’s time to replace SHA-1 certificates

It has been 20 years since SHA-1, the world’s most used encryption method, was released.

SHA-1 is an encryption method developed by the National Security Agency of the United States and is considered a federal information processing standard for the Government of that country. The method of output of SHA-1 produces a 160 bits (20 bytes) secure hash value, equivalent to an hexadecimal number of 40 digits long.

In 2005 were published two investigations in which big vulnerabilities in this mechanism were demonstrated. It happens that the hashes have a natural enemy called “collisions”. Collisions are the possibility of encountering an identifier that is notunique, i.e. that a same SHA-1 represent two different incoming data flows through brute force attacks.

By definition, we could say that there is 1 chance in 1208925819614629174706176 (280) of generating collisions in SHA-1. However, at the beginning of 2005, a group of Chinese researchers reduced the number of attempts to 269. Finally, researches of the Macquarie University of Australia were able to reduce it to 252 (about 2000 times faster than expected).

As a result, the CA/Browser Forum recommended in 2011 start to leave SHA-1 as soon as possible. In fact, the Government of the United States stopped using this mechanism in 2010.

About SHA-2

Llegó la hora de reemplazar los certificados SSL con cifrado SHA-1

Han pasado casi 20 años (19 para ser precisos) desde que se publicara la versión 1 de SHA, el algoritmo de cifrado más utilizado en el mundo y con el que operan la gran parte de los certificados SSL de la web.

SHA-1 es un método de cifrado desarrollado por la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) y es considerado un estándar federal en el procesamiento de la información para el gobierno de aquel país. El método de salida de SHA-1 produce un valor de hash seguro de 160 bits (20 bytes), equivalente a un número hexadecimal de 40 dígitos de longitud.

En el año 2005 fueron publicadas dos investigaciones en las que se demostraron grandes debilidades en este mecanismo. Sucede que los hashes tienen un enemigo natural llamado “colisiones”. Las colisiones son la posibilidad de encontrar mediante ataques de fuerza bruta un identificador que no sea único, es decir, que un mismo SHA-1 represente a dos flujos de datos entrantes diferentes.

Por definición podríamos decir que existe 1 posibilidad en 1208925819614629174706176 (280) de generar colisiones en SHA-1. Sin embargo, a principios de 2005 un grupo de investigadores chinos redujo la cantidad de intentos a 269. Tiempo más tarde se avanzó hasta 263 y, finalmente, en la Universidad de Macquarie (Australia) lograron reducirlo hasta 252 (cerca de 2000 veces más rápido de lo esperado).

Como consecuencia de esto, el CA/Browser Forum recomendó en el año 2011 comenzar a abandonar SHA-1 tan pronto como sea posible. De hecho, el gobierno de los Estados Unidos dejó de utilizar este mecanismo en el 2010.

Acerca de SHA-2

Qué es HSTS y cómo implementarlo para incrementar la seguridad de mi sitio

Desde que Google anunciara días atrás que subiría el ranking de búsqueda a los sitios que utilicen HTTPS, múltiples han sido las webs que comenzaron a hacer pruebas con el protocolo de transferencia seguro.

En esta edición vamos a trabajar sobre HSTS, una política o mecanismo de seguridad estandarizado que anuncia a los navegadores cuándo una web (y todos sus enlaces) deben ser accedidos exclusivamente utilizando HTTPS.

HSTS significa, por sus siglas en inglés, HTTP Strict Transport Security y sus detalles están especificados en el RFC 6797. Su principal objetivo es impedir que un atacante convierta una conexión HTTPS en HTTP. El mecanismo instruye al UA (user agent o navegador del usuario) a finalizar la conexión con el servidor de destino si ocurre algún error mientras intenta establecer una comunicación segura (SSL/TLS), incluyendo certificados revocados. Además, todos los enlaces de la página se visualizarán como HTTPS inluso si no fueron creados de esa manera.

 

HSTS envía un mensaje al navegador del usuario que podría ser interpretado como: “¡Hola! Toda nuestra comunicación debe ser encriptada, caso contrario tendrás que mostrar un mensaje de error.”

Lo nuevo en Firefox!

Lectores,

Mozilla ha publicado su nueva versión 3.0.6 de Firefox, abandonando ya la rama 2.x. En esta nueva versión se corrigen diversas vulnerabilidad, tanto de seguridad como de aplicación e interfaz.

Entre ellas, podemos mencionar:

Bajas:
* Las directivas con las que las páginas indican que no deben ser cacheadas no eran aplicadas.
* Se podían leer las cookies HTTPOnly con XMLHttpRequest.

Moderadas:
* Elevación de privilegios en Chrome a través de ficheros .desktop.

Altas: