Qué es KRACK, la vulnerabilidad de la que todos hablan

Hace algunos días comenzaba a circular por Internet la noticia de que hoy, 16 de Octubre, se daría a conocer públicamente una vulnerabilidad que afecta practicamente a todas las implementaciones de redes inalámbricas Wi-Fi. Y digo “practicamente todas”, porque la…

Llegó la hora de reemplazar los certificados SSL con cifrado SHA-1

Han pasado casi 20 años (19 para ser precisos) desde que se publicara la versión 1 de SHA, el algoritmo de cifrado más utilizado en el mundo y con el que operan la gran parte de los certificados SSL de la web.

SHA-1 es un método de cifrado desarrollado por la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) y es considerado un estándar federal en el procesamiento de la información para el gobierno de aquel país. El método de salida de SHA-1 produce un valor de hash seguro de 160 bits (20 bytes), equivalente a un número hexadecimal de 40 dígitos de longitud.

En el año 2005 fueron publicadas dos investigaciones en las que se demostraron grandes debilidades en este mecanismo. Sucede que los hashes tienen un enemigo natural llamado “colisiones”. Las colisiones son la posibilidad de encontrar mediante ataques de fuerza bruta un identificador que no sea único, es decir, que un mismo SHA-1 represente a dos flujos de datos entrantes diferentes.

Por definición podríamos decir que existe 1 posibilidad en 1208925819614629174706176 (280) de generar colisiones en SHA-1. Sin embargo, a principios de 2005 un grupo de investigadores chinos redujo la cantidad de intentos a 269. Tiempo más tarde se avanzó hasta 263 y, finalmente, en la Universidad de Macquarie (Australia) lograron reducirlo hasta 252 (cerca de 2000 veces más rápido de lo esperado).

Como consecuencia de esto, el CA/Browser Forum recomendó en el año 2011 comenzar a abandonar SHA-1 tan pronto como sea posible. De hecho, el gobierno de los Estados Unidos dejó de utilizar este mecanismo en el 2010.

Acerca de SHA-2

Cómo proteger mi sitio de WordPress con SSL

Hace algunos días anunciábamos los cambios que está implementando Google en su motor de búsqueda, relacionados con la idea de “subir” el ranking de los sitios que trabajen bajo un protocolo de navegación seguro (SSL/TLS) en los resultados de búsqueda.

Esto, sumado a los acontecimientos que en los últimos meses han demostrado la necesidad de tomar mayores recaudos a la hora de hablar de seguridad en Internet, nos lleva a evaluar diferentes alternativas para proteger nuestra información. En este post les ayudaré a implementar un certificado de seguridad (SSL/TLS) en un sitio de WordPress self-hosted.

WordPress.com no soporta el uso del HTTPS en dominios personalizados. Sin embargo, sí lo permite en aquellos blogs con dominio finalizado en wordpress.com. Más info aquí.

TLS (Transport Layer Security, por sus siglas en inglés) es uno de los protocolos de cifrado de información comunmente utilizados en Internet para proteger los datos enviados entre dos equipos. Más conocido como “HTTPS” o “HTTP con candado”, TLS y SSL, su antecesor, permiten a los usuarios asegurarse que los datos que intercambian en un sitio web viajan de manera segura y no puedan ser interceptados por usuarios malintencionados.

Hosting y SSL