Cómo proteger mi sitio de WordPress con SSL

Hace algunos días anunciábamos los cambios que está implementando Google en su motor de búsqueda, relacionados con la idea de “subir” el ranking de los sitios que trabajen bajo un protocolo de navegación seguro (SSL/TLS) en los resultados de búsqueda.

Esto, sumado a los acontecimientos que en los últimos meses han demostrado la necesidad de tomar mayores recaudos a la hora de hablar de seguridad en Internet, nos lleva a evaluar diferentes alternativas para proteger nuestra información. En este post les ayudaré a implementar un certificado de seguridad (SSL/TLS) en un sitio de WordPress self-hosted.

WordPress.com no soporta el uso del HTTPS en dominios personalizados. Sin embargo, sí lo permite en aquellos blogs con dominio finalizado en wordpress.com. Más info aquí.

TLS (Transport Layer Security, por sus siglas en inglés) es uno de los protocolos de cifrado de información comunmente utilizados en Internet para proteger los datos enviados entre dos equipos. Más conocido como “HTTPS” o “HTTP con candado”, TLS y SSL, su antecesor, permiten a los usuarios asegurarse que los datos que intercambian en un sitio web viajan de manera segura y no puedan ser interceptados por usuarios malintencionados.

Hosting y SSL

A una década del error del milenio

Queridos lectores,

Muchos de ustedes sabrán a que me refiero, otros quizá recién ahora escuchen nombrar el Efecto año 2000, Y2K o Error del milenio, entre tantos otros nombres que ha recibido este bug.

Adentrándonos en la historia, meses antes de comenzado el año 1999 se descubrió un bug o error de programación que afectaría a todos los equipos informáticos del mundo. Inmediatamente se generó una alarma social inmensa, que en pocas horas recorrió el mundo entero.

Este error de programación sacó a la luz una importante falla en cuanto a los sistemas informáticos y aplicaciones ejecutables en ellos. Hasta ese momento, los sistemas almacenaban internamente las fechas con lo últimos dos dígitos del año; tal es así, que el año 1999 era interpretado como 99. Esto tendría como consecuencia principal que después del 31 de diciembre de 1999, sería el 1 de enero de 1900 en vez de 1 de enero de 2000.

Por qué sucedería esto? Pues bien, si para los sistemas informáticos, 1999 era interpretado como 99, el año 2000 sería interpretado como 00, es decir, 1900. Otras herramientas, que permitían contar tres dígitos, tomarían la continuidad del 99 como 100, es decir, el año 19100.

Acciones a tener en cuenta