Configurar directivas de alerta para OneDrive y SharePoint

Office 365 permite a los administradores de la organización configurar directivas de alerta con fines específicos, como la prevención de pérdida de datos (DLP), prevención de amenazas, gobierno de datos, entre otros. Esto resulta de gran utilidad cuando, por ejemplo,…

¿Qué es y cómo funciona el nuevo registro DNS CAA?

En Enero de 2013, Rob Stradling propuso y formalizó la implementación de un estándar para la Autorización de Entidades de Certificación (Certification Authority Authorization, por sus siglas en inglés) mediante el RFC 6844. El propósito de los registros CAA es “designar”…

It’s time to replace SHA-1 certificates

It has been 20 years since SHA-1, the world’s most used encryption method, was released.

SHA-1 is an encryption method developed by the National Security Agency of the United States and is considered a federal information processing standard for the Government of that country. The method of output of SHA-1 produces a 160 bits (20 bytes) secure hash value, equivalent to an hexadecimal number of 40 digits long.

In 2005 were published two investigations in which big vulnerabilities in this mechanism were demonstrated. It happens that the hashes have a natural enemy called “collisions”. Collisions are the possibility of encountering an identifier that is notunique, i.e. that a same SHA-1 represent two different incoming data flows through brute force attacks.

By definition, we could say that there is 1 chance in 1208925819614629174706176 (280) of generating collisions in SHA-1. However, at the beginning of 2005, a group of Chinese researchers reduced the number of attempts to 269. Finally, researches of the Macquarie University of Australia were able to reduce it to 252 (about 2000 times faster than expected).

As a result, the CA/Browser Forum recommended in 2011 start to leave SHA-1 as soon as possible. In fact, the Government of the United States stopped using this mechanism in 2010.

About SHA-2

Llegó la hora de reemplazar los certificados SSL con cifrado SHA-1

Han pasado casi 20 años (19 para ser precisos) desde que se publicara la versión 1 de SHA, el algoritmo de cifrado más utilizado en el mundo y con el que operan la gran parte de los certificados SSL de la web.

SHA-1 es un método de cifrado desarrollado por la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) y es considerado un estándar federal en el procesamiento de la información para el gobierno de aquel país. El método de salida de SHA-1 produce un valor de hash seguro de 160 bits (20 bytes), equivalente a un número hexadecimal de 40 dígitos de longitud.

En el año 2005 fueron publicadas dos investigaciones en las que se demostraron grandes debilidades en este mecanismo. Sucede que los hashes tienen un enemigo natural llamado “colisiones”. Las colisiones son la posibilidad de encontrar mediante ataques de fuerza bruta un identificador que no sea único, es decir, que un mismo SHA-1 represente a dos flujos de datos entrantes diferentes.

Por definición podríamos decir que existe 1 posibilidad en 1208925819614629174706176 (280) de generar colisiones en SHA-1. Sin embargo, a principios de 2005 un grupo de investigadores chinos redujo la cantidad de intentos a 269. Tiempo más tarde se avanzó hasta 263 y, finalmente, en la Universidad de Macquarie (Australia) lograron reducirlo hasta 252 (cerca de 2000 veces más rápido de lo esperado).

Como consecuencia de esto, el CA/Browser Forum recomendó en el año 2011 comenzar a abandonar SHA-1 tan pronto como sea posible. De hecho, el gobierno de los Estados Unidos dejó de utilizar este mecanismo en el 2010.

Acerca de SHA-2

Cómo proteger mi sitio de WordPress con SSL

Hace algunos días anunciábamos los cambios que está implementando Google en su motor de búsqueda, relacionados con la idea de “subir” el ranking de los sitios que trabajen bajo un protocolo de navegación seguro (SSL/TLS) en los resultados de búsqueda.

Esto, sumado a los acontecimientos que en los últimos meses han demostrado la necesidad de tomar mayores recaudos a la hora de hablar de seguridad en Internet, nos lleva a evaluar diferentes alternativas para proteger nuestra información. En este post les ayudaré a implementar un certificado de seguridad (SSL/TLS) en un sitio de WordPress self-hosted.

WordPress.com no soporta el uso del HTTPS en dominios personalizados. Sin embargo, sí lo permite en aquellos blogs con dominio finalizado en wordpress.com. Más info aquí.

TLS (Transport Layer Security, por sus siglas en inglés) es uno de los protocolos de cifrado de información comunmente utilizados en Internet para proteger los datos enviados entre dos equipos. Más conocido como “HTTPS” o “HTTP con candado”, TLS y SSL, su antecesor, permiten a los usuarios asegurarse que los datos que intercambian en un sitio web viajan de manera segura y no puedan ser interceptados por usuarios malintencionados.

Hosting y SSL

Agregando un dominio personalizado a Office 365

En entregas anteriores dimos un vistazo a los diferentes planes de Office 365 para Argentina y sus costos. Además, realizamos el alta de nuestra primera cuenta en el servicio utilizando una versión de evaluación gratuita y creamos una cuenta de usuario.

Hoy vamos a registrar un nuevo dominio y configurar sus registros DNS para comenzar a trabajar con Office 365.

En primer lugar debemos registrar nuestro dominio ante una autoridad registrante. En mi caso opté por uno internacional llamado movingtothecloud.net, pero podríamos hacerlo con cualquier extensión de dominio e incluso utilizar uno ya existente.

Recientemente Microsoft y GoDaddy celebraron un acuerdo para potenciar Office 365 que incluye algunas automatizaciones en el proceso de registración y configuración de dominios, haciendo más sencilla la tarea de los administradores de la plataforma.

Una vez completado el trámite de registración podremos avanzar con el resto del proceso. Si ya poseen un nombre de dominio registrado, tengan en cuenta que pueden existir interrupciones de servicio para sus usuarios. No duden en contactarme utilizando el formulario de contacto para recibir asesoramiento.

¡Manos a la obra!

Comencemos iniciando sesión en www.office365.com con los datos que obtuvimos anteriormente y hagamos clic en la sección Dominios del panel de navegación situado a la izquierda de la pantalla.

Una vez allí, presionemos el botón Agregar un dominio y comencemos con el asistente de configuración. En el paso 1 debemos colocar el nombre de nuestro dominio y presionar Siguiente.